logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•4 usuarios en línea • Martes 13 de Noviembre de 2018
banner

Iglesia y Estado
(Religión aparte  L)

Jose Maria Barrionuevo Gil. 04.11.18 
Cuando nos reunimos los colegas, siempre saltan los decires que cada uno lleva en sus alforjas de noticias, porque no siempre son las mismas, aunque nosotros seamos los mismos, pero no pensando lo mismo. Así, un colega venía recién desayunado, con la noticia de que una Ministra había cogido el caminito de Roma. Había ido de romería, como es propio de nuestro quehacer patrio, a la misma ciudad eterna. Pensándolo bien, a la ciudad eterna no debemos ir con prisas, porque después pasa lo que pasa. Además tiempo tendremos de darnos un garbeo por sus calles y adentrarnos en el Estado Pontificio, sin problemas, ya que no nos acucian las concertinas (es lo que tiene lalibertad del mundo libre). Tampoco nos empuja el tiempo, por tratarse de la ciudad eterna, y porque a la legislatura le quedan muchos telediarios todavía, aunque no sea eterna.
Nos pusimos a hablar del Edicto de Milán y del emperador Constantino y de su política con respecto a la religión del Nuevo Testamento. Eran otros tiempos, pero había que aprovechar el salto. Estábamos de acuerdo en que desde entonces el Imperio contagió políticamente a la religión de la caridad y de la humildad y le cambio los cánones, concediéndole ínfulas de poder. Como nos ha dicho recientemente Jose Antonio Marina, comentando su libro “Biografía de la humanidad”: “Cuando las religiones se unen a la política, todo se va al carajo”. Nosotros solemos decir “a tomar vientos”, que es lo propio del carajo. A nosotros los humanos nos sobran los vientos y las (los) ventoleras. Lo que nos hace falta es el aire, sobre todo, el de la sensatez.
    Entre nosotros comentábamos cómo el Sacro Romano Imperio había educado las mentes de tal manera que ha llegado a nuestro siglo vivito y coleando. Un hito especial nos supuso la “Cruzada de 1936” y todo el recorrido de Nacionalcatolicismo que nos sigue coleando. Sin embargo, todavía no se nos ha entendido el tema, ya bastante redundante, de la “Religión aparte”. Ahora resulta que es la política la que ha equivocado el camino y en vez de dirigirse a Europa, coge el atajo, aunque sea aéreo, para presentarse en Roma, buscando acreditarse con la autoridad del papa Francisco. Suponemos que, inconscientemente, la Ministra ha equivocado el camino y, siendo consciente (ahora sí) de que en el episcopado español hay una baraja de diócesis que funcionan como Taifas de Roma, se ha llegado a la Ciudad Santa. Allí, lo mismo que aquí, le han hablado de “un no sé qué que queda balbuciendo”. No en vano el Papa es un antiguo o actual jesuita.
    Lo que nos ha pasado es que ni la religión ni la política han caído en la cuenta en unas pocas frases que nos podrían iluminar y que, ya en 1886, doña Emilia Pardo Bazán nos servía en la bandeja de su obra “Los Pazos de Ulloa”: “Julián resolvió entonces, en su interior, apelar a eso que llaman 'subterfugio jesuítico' y no es sino natural recurso de cuantos detestando la mentira, se ven compelidos a temer la verdad...  Aquí de jesuitismo; mejor dicho, de la verdad cogida por donde no pincha ni corta”.
    Nuestra política no puede dejarnos a todos con una patente que no se ajusta a nuestra hechura y nos deja el traje político desgarbado. Claro que no esperábamos menos, ya que se mezclan los poderes y se contaminan mutuamente, y donde se judicializa la política y donde se politiza la justicia, entra en juego que se politice la religión o se “religionice” y hasta santifique la política. Si ya fuimos incapaces de solucionar correctamente el fin de la dictadura con sus epígonas y nostálgicas secuelas, no es la manera más plausible el acudir a una institución que aprendió de Pilatos y a la que no le importó “paliar” la entrada del dictador a los sagrados templos.
    Si la desafección que de la política va teniendo la gente, y en especial, en la gente joven entre la que va “in crescendo”, no nos podemos permitir de ninguna manera el lujo de acudir a las rebajas de la acción política, si pretendemos que se revalorice el paño. Si la Unión Europea tiene claro en qué consiste una democracia moderna, que dé la cara y nos ofrezca su respaldo, porque no queremos ser demócratas de segunda fila ni estár supeditados al Sacro Romano Imperio, que ya bastante trabajo tiene en el mundo para que su hermandad y paternidad puedan hablar por los que no tienen voz y no hacerlo por nosotros,  que ya nos deberíamos considerar mayorcitos.
josemª   
Esta noticia ha recibido 165 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998