logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Viernes 23 de Agosto de 2019
banner
La falacia del género impostado
Jacinto Martinez Anton. 07.01.19 
El español, castellano para otros, es la lengua común para los españoles; observen que siendo plural no acaba en “o” ni en “a”, y sin embargo incluye a españoles y españolas; digo bien, incluye, no segrega. En la lengua engrandecida por Cervantes por la que nos comunicamos y que permite que nos comuniquemos. El plural es inclusivo, termine en la vocal que termine, porque hace referencia a un conjunto de personas; pero en su grandeza el español permite también plurales para ambos sexos, cuando el género es un elemento diferenciado. En el singular, al hacer referencia directa a individuos, diferencia específica y precisamente entre femenino y masculino.
La interesada y creciente corriente que utiliza nuestra lengua y presiona a cuantas instancias tienen relación con el uso o preservación de la lengua, pretende tildarla de machista, cuando como he comentado antes es inclusiva y precisa con el género. Inventa palabras; que curioso un plural que acaba en “as”; inventa palabras, decía hasta el límite de la estupidez, el ridículo y el sin sentido. Refleja también, a mí modo de ver, una incultura larvada y una escasa afición a la lectura.
Pero esto es sólo un vehículo para abordar negocios que den mayores beneficios. Colectivos autodenominado feministas, tras dar altavoz al lenguaje sexista en mítines y medios de comunicación afines, han conseguido que otros grupos y partidos acomplejados, despersonalizados y gregarios lo adopten. A continuación han organizado una serie de estructuras de apoyo en forma de ong, eso si bien regadas con el dinero de los contribuyentes, en forma de suculentas subvenciones, y ya está montado el tinglado. En Andalucia por ejemplo hay en la actualidad más de 2200 chiringuitos de corte feminista viviendo, muy bien por cierto, de las subvenciones públicas.

Ahora hay que dar un paso más, conseguir apoyo legal mediante la creación de una ley de violencia de género, a todas luces discriminatoria, que vaya en contra del principio de igualdad consagrado en la Constitución. Conseguido. Ya se han asegurado in eternum el acceso al erario público.

Pero, por si esto fuera poco, otra vuelta de rosca; valiéndose de las mujeres que lamentablemente han sufrido violencia de género, de su desgracia y de su dolor, ahora toca criminalizar a todo el género masculino, a la otra mitad de la sociedad. No se equivoquen, su único objetivo es la presión social y judicial contra el recurso de inconstitucionalidad presentado contra la citada ley de violencia de género, y el porqué, afianzar definitivamente sus prebendas; no importa que ello suponga una fractura social más, enfrentando a mujeres contra hombres.

Hay un principio en la Naturaleza, bien definido en la Física, el principio de acción-reacción, que dice que a una fuerza aplicada en un determinado sentido, se le opone otra de igual magnitud y sentido contrario. Hasta ahora, ha habido tolerancia e incluso resignación por parte del colectivo masculino en general, pero es simplemente cuestión de tiempo que haya una reacción contraria a esta acción, interesada y a todas luces injusta, del colectivo feminista, que no del colectivo femenino.

Es a todas luces injusto e intolerable que haya violencia de género, como lo es que haya agresiones a personas débiles como ancianos, niños, enfermos, inmigrantes, indigentes, o parricidios, infanticidios, u homicidios en general, sea cual sea el sexo de la victima, pero esto no justifica ningún tipo de discriminación, y mucho menos de criminalización. Nuestro código penal ya es suficientemente contundente contra estos delitos, y es especialmente sensible, considerando agravante, la vulnerabilidad de los afectados.

Dejemos ya la impostura y la imposición de género. Dejemos ya la falacia victimista del sexismo con fines interesados. Apoyemos la adecuada aplicación del código penal, y eso si, trabajemos todos juntos para erradicar esta lacra, no con la creación de chiringuitos a los que les interesa que el problema se mantenga, para seguir cobrando, sino con políticas educativas a niños y mayores; con estrategias sociales y policiales de seguridad; con sanciones ejemplarizantes, pero no con condenas mediáticas que ignoren la presunción de inocencia; evitando el lenguaje artificialmente sexista; y, sobre todo, procurando unir y no dividir a la sociedad.

¿Es justo, honrado, honorable, y sobre todo veraz, que parte de la mitad de la humanidad, las autodenominadas feministas, en nombre del resto de las mujeres, establezcan por ley que la otra mitad de los seres humanos, los hombres, son delincuentes por definición?.
Esta noticia ha recibido 785 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998